Turismo Religioso

Turismo Religioso

Martes, jueves y domingo por las mañanas y en las noches del último día de la semana, las iglesias del cantón y provincia son las suficientes para acoger a los devotos; muchas de estas iglesias en su proceso de construcción les ha tomado varios años para alcanzar la belleza que conocemos hasta la actualidad, su aire antiguo y de muchos devotos rezando en esas capillas ha creado un ambiente especial.

Entre las principales iglesias están La Concepción, La Catedral, la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, Iglesia de Balbanera, Iglesias de Cicalpa, solo por mencionar las que ostenta Riobamba

Iglesia de Balbanera

Iglesia de Balbanera

Conocida por su sobriedad a diferencia de las iglesias de su época, esta iglesia construida en el año de 1534, es la primera edificación católica del Ecuador. Está ubicada en el cantón Colta, a la entrada de este pueblo milenario, en frente de la laguna del mismo nombre.

Sebastián de Benalcázar ordenó su construcción y fue inaugurada el 15 de agosto de 1534, esta iglesia tiene el nombre de la Virgen María Natividad de la Balbanera. Por estos lugares el ferrocarril transcurría dándole vitalidad en el comercio de esta población.

Iglesia La Catedral

Iglesia La Catedral

Con el nefasto terremoto de 1797 que destruyó a la antigua Riobamba, la iglesia matriz de la ciudad bonita fue construida en el año de 1835; la fachada de esta iglesia céntrica fue reconstruida con la mampostería del antiguo templo de Liribamba.

El antiguo y nuevo testamento está representados en la piedra calcárea blanca con relieves de la fachada, son la muestra viva de riqueza cultural de esta ciudad y provincia, las campanas, figuras y letras en latín convierten a La Catedral en un lugar de sincretismo indígena y mestizo.

En su interior se encuentra la obra de arte que hace reminiscencia a Monseñor Leónidas Proaño, es el cuadro que está a la entrada, fue un regalo del Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que muestra el trabajo del Obispo de los Pobres.

Esta iglesia posee una larga historia de construcción y remodelación, empieza en el año de 1797 y termina en el año de 1989 con la inauguración del mural del Cristo Indígena del artista Oswaldo Viterí.

Leave your comment
Comment
Name
Email